MEDICIÓN DE LA GRASA CORPORAL

Desde asfid, ofrecemos dentro de nuestro servicio de Personal Trainer, la posibilidad de realizarte un estudio básico antropométrico. Con este sencillo examen, conseguimos precisar el % de grasa corporal que nos resultará de gran utilidad para valorar tu progreso y tus logros.

nu


[info]Protocolo de medida:[/info]

 • Las mediciones deben tomarse sobre la piel seca. La piel húmeda endurece y puede llevarnos a mediciones erróneas.

 • El evaluado debe mantener los músculos relajados durante todas las mediciones.

 • Todas las medidas se toman sobre el lado derecho del cuerpo (o izquierdo en el caso de los zurdos)

 • La piel debe tomarse con firmeza entre los dedos pulgar e índice. Debe tirar del pliegue hacia fuera con firmeza.

 • El plicómetro debe colocarse perpendicular al pliegue, con la escala de medición hacia arriba, para obtener una lectura cómoda y precisa.

 • La medición se efectúa durante unos dos segundos, después de que el calibre haya alineado sus marcas de referencia, y ha de apoyarse, aproximadamente, un centímetro al interior del pellizco.

 • Se deben tomar un mínimo de dos mediciones por pliegue, si la diferencia entre las mismas supera el 10% se recomienda una tercera medida. El valor final será el promedio entre dos tomas o la media cuando se realicen tres medidas.

 • Anotar el valor del pliegue cada vez que se mida, no confíes en tu memoria.


 

  Existe una fórmula sencilla para calcular el porcentaje de grasa corporal, aunque existen varias formas para calcularlo, la más utilizada, y una de las más sencillas, es la de Faulkner, basada en la medida de 4 pliegues y la posterior aplicación de una fórmula matemática sencilla.

 

[info]Las zonas a medir son: [/info]

Continue reading “MEDICIÓN DE LA GRASA CORPORAL”

DIASTASIS ABDOMINAL

¿Qué es la Diástasis abdominal?

[info]La Diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos del abdomen produciendo una apertura en la línea central de éste. Estos músculos discurren por cada lado del abdomen y se unen entre sí mediante tejido conjuntivo fibroso o lo que llamamos Línea Alba.[/info]

¿Cómo se origina?

Los aumentos excesivos de presión en la cavidad abdominal junto con aumentos de peso, grandes esfuerzos mantenidos o continuos,  pueden provocar que la línea alba se dañe al no soportar la tensión a la que se ve sometida.

Una de las mayores causas de la diástasis es el embarazo, ya que éste provoca una gran distensión en los tejidos para darle espacio al bebé. Además en el embarazo se produce un gran cambio hormonal, aumentándose la concentración de hormonas como la relaxina, elastina, progesterona y estrógenos. Estas hormonas alteran la composición del colágeno, haciendo que se debilite el tejido conectivo que une los rectos. Se trata de una respuesta fisiológica natural del cuerpo para adaptarse a los cambios que genera el crecimiento del bebé. De hecho, el 66% de las embarazadas tiene diástasis en el último trimestre.

Después del embarazo la musculatura debería volver a su estado natural, pero a veces no sucedes así, el tono de la musculatura no es igual que antes e incluso, esta separación de los rectos puede mantenerse, provocando otras alteraciones.


Un parto complicado con muchas horas de pujo también puede provocar lesión en este tejido. Otros factores predisponentes podrían ser, embarazos múltiples, baja forma de la madre con falta de tono, bebés de mucho peso, cesáreas…

Efectos o alteraciones que provoca:

A nivel estético el vientre presenta un aspecto flácido y descolgado. Los músculos profundos del abdomen no pueden sujetar los órganos y éstos se proyectan hacia delante, aparentando un falso embarazo. Es frecuente que durante los esfuerzos las vísceras, al no ser contenidas por la pared abdominal, protuyan hacia fuera, creando un abultamiento.

Las consecuencias de esta alteración también se hacen notables desde el punto de vista de la salud. Existe una alta relación entre la diástasis y los problemas de suelo pélvico. La falta de tono de la musculatura crea un cambio en la disposición de las vísceras y en la dinámica postural, lo que puede generar  problemas digestivos, inestabilidad en la zona y dolor lumbar.

 Valoración para reconocer una Diástasis:

Aunque existen otros métodos de diagnóstico, como los Ultrasonidos y el Caliper (Instrumento de medición de la separación de los músculos), lo más habitual, es la Palpación. Se realiza el siguiente test de valoración: La persona se coloca boca arriba con las piernas flexionadas, una mano detrás de la cabeza y la otra con las yemas tocando el ombligo, en el caso de que sea uno mismo quién se realice el test. Con el abdomen relajado se presiona suavemente con los dedos. Se levanta la cabeza asegurándose de que las costillas se acercan a la pelvis. Mover los dedos hacia arriba y hacia abajo para encontrar los rectos y observar la separación por encima y por debajo del ombligo.

El resultado es positivo, si la distancia entre ambos músculos es superior a 2,5 centímetros. 

Además puede sobresalir un bulto a lo largo de la línea central del vientre. Siempre es mejor que esta prueba la realice un profesional para evitar falsos positivos y porque también nos podrá indicar cuánto está dañado el tejido.

Precauciones y ejercicios que no hay que hacer:

[info]Hay que evitar todo lo que cree presión en el abdomen:[/info]

[arrow_list_two]

  • levantar pesos
  • estreñimiento
  • esfuerzos de la vida diaria
  • levantarse de la cama sin girarse de costado
  • toser sin sujetar el vientre.
  • torsiones de tronco donde se llevan  a la vez los brazos hacia arriba,
  • posturas de yoga que estiran en exceso el abdomen
  • abdominales convencionales (estos trabajan los músculos más superficiales y no los profundos que son los que nos interesan. Además crean más presión en la cavidad abdominal y empeoran la separación de los rectos y la recuperación del suelo pélvico).[/arrow_list_two]

Recomendaciones y ejercicios que si debes hacer:

Continue reading “DIASTASIS ABDOMINAL”

Compatibilidad del entrenamiento de fuerza y resistencia.

Lo primero de todo que debemos de analizar es, si el deporte que practicas o a la prueba a la que te vas a preparar (marathón, trail de montaña, contrareloj ciclista, 1500 de atletismo, 800 mts estilos natación…) está relacionada con los entrenamiento que realizas.

[info]Voy a correr por el parque, y veo gente haciendo series de velocidad o cambios de ritmo para prepararse maratones o ultras de más de 100km. ¿ Es del todo correcto esto? ¿Existe transferencia positiva? ¿Correr rápido beneficia a correr lento?.[/info]

Las respuestas nos las van a determinar tu rendimiento, pero a priori, y según las leyes de la fisiología y las teorías del entrenamiento, un entrenamiento de fuerza explosiva (velocidad de desplazamiento), o de fuerza  máxima (squats con carga, prensa cuádricep…), puede confundir a tus fibras musculares transformando su metabolismo (reducción de la densidad mitocondrial, reducción de enzimas oxidativos, aumento de los enzimas glucolíticos…) y obteniendo así un rendimiento menor.

crossfit-534615 Continue reading “Compatibilidad del entrenamiento de fuerza y resistencia.”